Junín: Culmina con éxito proyecto para mejorar el control de plagas y enfermedades en el cultivo del cacao

158

El proyecto del INIA de Control de plagas y enfermedades del cacao -llevado a cabo en Chanchamayo, Junín-  permitió a los pequeños y medianos productores, comunidades nativas y familias en extrema pobreza de la selva central conocer sobre técnicas y productos para mejorar su productividad de cacao, así como lograr un control más eficiente de las principales plagas que afectan a este cultivo.

El proyecto fue ejecutado de manera conjunta con la Cooperativa Agraria y Cafetalera San Martín Pangoa-Sonomoro y la Asociación de Productores Agropecuarios Palmas Ipoki durante 18 meses, donde desarrollaron un plan que incluyó el control de malezas, rehabilitación de cacaotales y podas de mantenimiento. Además se utilizaron productos para mejorar el cultivo del cacao como Kallpapacha, fertilizante con acción hormonal y nutricional que se aplicó por tallo, hoja y frutos; Goliat, sustancia fitoprotectante no tóxica que al ser aplicada al follaje elimina a los insectos, nutre y protege contra ataques de hongos; Super Fungicob, producto soluble en agua que mejora el enraizamiento  de la planta; Pochonia chlamydosporia, parásito que puede infectar a los huevos del  gusano nematodo; y Trichoderma spp, hongos que viven a expensa de otros que dañan a los cacaotales.

En los trabajos en campo se hizo la evaluación teniendo en cuenta las plagas que afectan al cacao en la Selva Central. Cinco de ellas fueron consideradas como las más peligrosas: monilia, mancha parda, escoba de bruja, perforador y chinche amarillo. Durante el peritaje se detectó que la Trichoderma tuvo una efectividad de 89.36% en el control de pulgones. En cuanto a los cacaotales donde se aplicó Super Fungicob, se alcanzó el 73.80% en el control de la plaga escoba de bruja en brotes terminales. Por otro lado en las plantas donde se utilizó el fertilizante Kallpapacha hubo un incremento de frutos de 21.11%. En tanto, en aquellas que recibieron Goliat se registró una incidencia de monilia en los frutos de 7.69%.

Con el proyecto de ‘Control de plagas y enfermedades del cacao’, se buscó mejorar la productividad de esta planta a partir de la innovación agraria, un aspecto que goza del interés de los productores quienes acordaron continuar con los trabajos de investigación y capacitación.

 

Compartir