POR PRIMERA VEZ EL PERÚ EN EL 2018 CONTARÁ CON POLÍTICA Y PLAN NACIONAL DE INNOVACIÓN AGRARIA

Recogerá las necesidades de todos los actores agrarios a nivel nacional Y posicionará a nuestro país como líder regional en innovación agraria

En el marco de las políticas del Gobierno para el próximo año 2018, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) se ha trazado la ambiciosa meta de contar, por primera vez, con una Política Nacional de Innovación Agraria y un Plan Nacional de Innovación Agraria, que recoja las necesidades de todos los actores agrarios a nivel nacional considerando las particularidades de las cadenas productivas y de los territorios donde se vienen desarrollando.

Para ello, el Minagri a través del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) aprobó el Programa Nacional de Innovación Agraria (PNIA), con la finalidad de fomentar la innovación agraria para lograr una agricultura productiva, inclusiva y sostenible, que mejore la competitividad y rentabilidad de los pequeños y medianos productores agrarios a nivel nacional.

Así lo dio a conocer la directora ejecutiva del PNIA, Dra. Blanca Arce Barboza, quien señaló que dentro de ese contexto, la formulación de la Política Nacional de Innovación Agraria se convertirá en el pilar sobre el cual se construirá el Plan Nacional de Innovación Agraria.

Remarcó que este proceso de formulación considera la realización de un diagnóstico situacional de la innovación agraria en el Perú, con la participación de los actores agrarios como productores, sector privado, sector público, gobiernos regionales y locales, universidad y centros de investigación, entre otros integrantes del Sistema Nacional de Innovación Agraria (SNIA).

En esa línea, dijo, la Política Nacional de Innovación Agraria definirá lineamientos para generar las condiciones para la concurrencia de recursos públicos y privados, en las acciones de mediano y largo plazo, que promuevan la innovación y el desarrollo de actividades de investigación, capacitación y transferencia de tecnología en materia agraria.

La directora ejecutiva del PNIA adelantó que la elaboración de la Política Nacional de Innovación Agraria ha sido encargada a un equipo consultor, que viene diseñando los instrumentos metodológicos para  este fin.

Para ello, precisó, se tomará en cuenta el diseño de ejes estratégicos y hoja de ruta, la identificación de actores responsables en el marco del SNIA y la validación y socialización de la política.

“Para la validación de los ejes de la política se conformarán paneles de expertos en innovación agraria, así como se convocará la participación de revisores internacionales (“peer reviewers”) de países que hayan implementado con éxito sus políticas de innovación”, indicó Arce Barboza.

Por su parte, el Plan Nacional de Innovación Agraria contendrá la estrategia operativa de implementación de la política que permita la programación de actividades, estableciendo sus costos, fuentes de financiamiento, criterios de recuperación de inversiones, entidades responsables y otra información relevante relacionada con la Política Nacional de Innovación Agraria.

Reveló que la metodología a ser utilizada tomará los criterios establecidos por el CEPLAN para la formulación de planes estratégicos: elaboración de la visión estratégica, priorización de programas macro regionales, nacionales y transversales, análisis prospectivo (generación de escenarios), y la formulación de la cadena estratégica.

“El plan contendrá mecanismos de gestión a fin de evaluar el desempeño de sus actividades (Sistema de Monitoreo y Evaluación del Plan), desde un enfoque de gestión por resultados”, puntualizó la autoridad del PNIA.

Agregó que la implementación de la Política y el Plan Nacional de Innovación Agraria requerirán la modernización y transformación del INIA para atender de manera eficiente a las necesidades de un heterogéneo universo de actores agrarios a través de mejores prácticas de gestión y de procesos óptimos de innovación.

“El desempeño innovador del país depende tanto de la interacción entre los diferentes componentes y agentes del sistema nacional de innovación, como de los procesos de aprendizaje y gestión del conocimiento, lo cual se traduce en el incremento de la competitividad de la agricultura peruana y mejora de la calidad de vida de los pequeños productores”, detalló Arce Barboza.

Este enfoque sistémico lleva a que el Gobierno centre sus esfuerzos en dinamizar la generación y uso de conocimiento, y a que las acciones e instrumentos de esta política estén orientados a resultados en Innovación agraria no solo a nivel del país, sino también de las regiones y de los sectores.

Lo anterior, expresó finalmente, implica que la implementación de la política no se limitará a la preparación y presentación de una oferta de instrumentos generales para el país, sino que buscará dar respuesta a los retos específicos de los territorios y de los agentes del SNIA para posicionar a nuestro país como líder regional en innovación agraria.

 

Compartir esta publicacion:
Regresar