Antecedentes


En el 2008, se promulga el Decreto Legislativo 1060 que regula el Sistema Nacional de Innovación Agraria - SNIA, con el objetivo de promover el desarrollo de la investigación, desarrollo tecnológico, la innovación y la transferencia de tecnología, señalando como instrumentos del sistema a la Política Nacional de Innovación Agraria; el Plan Nacional de Innovación Agraria y la Comisión Nacional para la Innovación y Capacitación en el agro, y designando como ente rector del sistema al Instituto Nacional de Innovación Agraria - INIA.

En ese mismo período, autoridades del Ministerio de Agricultura MINAG inician las coordinaciones con el Banco Interamericano de Desarrollo BID y con el Banco Mundial BIRF para el diseño de un programa que apoye el desarrollo del SNIA, el mismo que se realizaría a través de un proyecto de inversión pública financiado con aportes del Estado y de endeudamiento externo con el BID y del BIRF.

Es así que mediante el Oficio Nº 077-2010-AG-DM del 20 de julio del 2010, el MINAG solicita al Ministerio de Economía y Finanzas MEF que se gestione ante el BID, incluir en la cartera de préstamos el financiamiento de un conjunto de inversiones orientadas al fortalecimiento de las capacidades de generación y desarrollo de la innovación en ciencia y tecnología agrícola, pecuaria y forestal, y al incremento de la cobertura de los servicios de extensión.

En octubre de ese mismo año, en el MEF, la Dirección General de Endeudamiento Público DGEP solicitó a la Dirección General de Programación Multianual del Sector Público DGPM emitir opinión técnica respecto a la solicitud del MINAG. El resultado de esta gestión fue la recomendación que el MINAG defina un programa de inversión, tomando en consideración la Carta de Políticas firmada en el año 2005 entre el Banco Mundial, el MINAG y el MEF, que priorizaba la implementación del Programa de Innovación y Competitividad para el Agro Peruano (INCAGRO) en tres fases, la última de las cuales se encontraba considerada en la Programación Trienal de Concertaciones con el Banco Mundial para ser concretada en el año 2011.

Finalmente, MINAG el 27 de enero del 2011 a través del Oficio Nº 25-2011-AG-DVM, señaló que el PIP “Consolidación del Sistema Nacional de Innovación Agraria en el Perú”, con código PROG-046-2010-SNIP, constituía la iniciativa prioritaria para el sector en materia de innovación, ciencia y tecnología agraria, por lo que se solicitó a la DGEP la inclusión del mismo en la cartera de préstamos de modo que se pueda gestionar su financiamiento.

Posteriormente, entre el 2012 y 2013 se reformulan los estudios de preinversión, los mismos que a mediados de 2013 son aprobados y reciben la autorización para la elaboración del estudio a nivel de factibilidad. Procesos que finalmente derivan en el denominado “Programa Nacional de Innovación Agraria - PNIA”.