Viernes, 21 Abril 2017 12:51

Consolidar el Sistema Nacional de Innovación Agraria es una de las prioridades del gobierno.

Al 2021 la actual administración espera contar con un sistema ya consolidado para impulsar la innovación a partir de instrumentos existentes como la Comisión Nacional para la Innovación y Capacitación en el Agro (CONICA).

Consolidar el Sistema Nacional de Innovación Agraria constituye una de las prioridades del actual gobierno, que considera que el desarrollo agrario es la base del pilar del desarrollo nacional.

Así lo indicó el nuevo jefe del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), Dr. Miguel Ángel Barandiarán Gamarra, quien destacó que el año pasado se constituyó por segunda vez la Comisión Nacional para la Innovación y Capacitación en el Agro (CONICA); que fue creada en junio del 2008 y que sin embargo no tuvo una activa participación.

Resaltó que la CONICA se creó con el objeto de promover el desarrollo de la innovación, el desarrollo tecnológico y la transferencia tecnológica de manera articulada entre todos los actores que conforman el Sistema Nacional de Innovación Agraria y teniendo como punto central al INIA como ente rector de la investigación e innovación agraria.

“Se debe comenzar a dar coherencia a todas las actividades de investigación e innovación que están referidas al sector agrario de tal forma que se mantenga una sola idea, lo cual tiene muchas ventajas como crear alianzas estratégicas que hacen más efectivo el proceso de investigación y el desarrollo de innovación; además se evita la duplicidad de acciones por lo tanto se hace más efectivo el manejo de recursos de toda índole”, sostuvo.

Funciones de la CONICA
El titular del INIA señaló que las principales funciones de la CONICA son participar en la elaboración del Plan Nacional de Innovación Agraria, así como de la Política Nacional de Innovación Agraria. Otra función es hacer una evaluación anual de los resultados de los avances de la gestión del INIA como ente rector del Sistema Nacional de Innovación Agraria, así como elaborar informes técnicos respecto a las distintas necesidades de financiamiento, de estudios y de investigación en materia agraria (agrícola, forestal y pecuario) a nivel nacional.

Al respecto, dijo que para la elaboración del Plan y la Política de innovación agraria cuentan con un instrumento muy importante como es el Programa Nacional de Innovación Agraria (PNIA) cuya finalidad es fortalecer el Sistema Nacional de Innovación Agraria y a la vez fortalecer el INIA otorgando recursos para modernizar su infraestructura, equipamiento de laboratorios, maquinarias y mejorar la capacidad del recurso humano.

“Desde el 2016 que comenzó el PNIA (que tiene una duración de 4 años y un presupuesto de US$ 180 millones) se iniciaron concursos de proyectos de investigación, de transferencia y apoyo a los productores de semillas, en las cuales han participado y van a participar todos los componentes del Sistema Nacional de Innovación Agraria que han tenido la iniciativa de presentar estos proyectos de acuerdo los lineamientos que se han establecido sobre los cuales el país quiere concentrar esfuerzos para desarrollar”, sostuvo.

Dato
La CONICA está conformada por: un representante del Minagri, quien preside la comisión (Salomón Díaz Pérez, asesor de la Alta Dirección del Minagri); un representante del Ministerio de la Producción (Gonzalo Villarán Córdova, director General de la Dirección General de Innovación, Transferencia, Tecnología, y Servicios Empresariales de Produce); el jefe del INIA, que es el secretario técnico (Miguel Ángel Barandiarán); un representante de las universidades públicas y privadas (Josefina Takahashi Sato); un representante de la cooperación técnica y económica (Karl Ulrich Krammenschneider, de la cooperación alemana - GIZ); dos expertos de reconocida experiencia en el área científica, de la investigación y de la innovación agraria, provenientes de la actividad pública y/o privada (Carlos Alberto Amat y León Chávez, y Henry William Vivanco Mackle); y tres representantes de los productores agrarios de distintos ámbitos del sector (Miguel Bentín Meseth -AGAP, José Vera Vargas -APA, Ada Achic Encalada –Agalep)




Hacia el futuro
Miguel Barandiarán manifestó que al 2021 espera tener un Sistema Nacional de Innovación Agraria , consolidado, operativo, y coherente, y un INIA fortalecido de tal forma que comience a generar recursos a través de las iniciativas de los componentes del mismo sistema, lo que lógicamente de dará sostenibilidad.

“La CONICA compromete la participación de un espectro muy grande de todos los actores del Sistema Nacional de Innovación Agraria. Estamos muy optimistas con el futuro sobre el cual estamos trabajando y esperamos que logremos la grandes metas a través de la consolidación del Sistema Nacional de Innovación Agraria y la institucionalidad tanto del INIA como los componentes del sistema”, aseveró.

En ese sentido, señaló que lo que se busca es que Perú entre a una era muy efectiva de generación de tecnologías propias que impulsen el desarrollo agrario nacional, con todas las consecuencias políticas que eso significa no solo para los productores agrarios sino también para todos los pobladores, ya que uno de los grandes problemas es justamente el cambio climático.

“Se han establecido muchos modelos de cuáles serían las consecuencias de este fenómeno en el futuro, aun así son muy impredecibles como ha sucedido con el Niño Costero, en ese sentido no pudo haber llegado en mejor momento estas actividades para consolidar el Sistema Nacional de Innovación Agraria y el INIA porque nos permitirá responder con efectividad esos fenómenos”, señaló. “Si no actuamos con inteligencia y velocidad en función de la mitigación o adaptación a todos los cambios que se están produciendo por efectos de la alteración de los patrones climáticos, entonces podríamos tener problemas en el futuro, estamos tratando que esto no suceda, y vamos a estar en mejor capacidad de enfrentar los efectos que se están produciendo y se producirán”, finalizó.



Fuente: Agraria.pe